Pastelería portuguesa: pastel de galletas. Bolo de bolacha

Pastelería portuguesa: pastel de galletas. Bolo de bolacha

IMG_1458-01

Ya se nota el buen tiempo, así que vamos a empezar a hacer cositas mas frescas.

No todo lo bueno tiene que salir del horno. A mi, me encanta de vez en cuando realizar cosas mas sencillas sin tener que esperar el tiempo del horneado y después dejar enfriar lo que hayamos hecho.

Que bueno es hacer y comer.

El placer de disfrutarlo en el momento sin prisas.

Sobre todo, es ideal cuando sabes que vas a tener compañía en tu casa y no estas preparad@ para esperar horas a que quede listo para servir.

Eso si, ya os digo que este postre es una bomba calorica. Lleva azúcar y mantequilla, no se puede decir nada mas. Pero de vez en cuando, vale la pena disfrutar de las cosas buenas de la vida. Sin culpas.

Así que, os dejo aquí la delicia que seguro que haréis mas de una vez porque es fácil, rápido de hacer y buenísimo. Os lo aseguro.

Este pastel forma parte de la pastelería típica portuguesa y en cualquier parte podréis encontrarlo, sobre todo, como postre en restaurantes. No puede faltar.

Empezamos con la receta

pastel de galletas (bolo bolacha)

IMG_1462-01

nota antes de empezar:

  • los ingredientes son para que salga un pastel cuadrado. Lo normal es aumentar las galletas y utilizar galletas maría para que quede redondo.
  • se puede aumentar el tamaño del pastel poniendo mas capas de galletas. En mi caso han sido 6 capas.
  • también se puede utilizar mas mantequilla y mas azúcar para aumentar la crema y así utilizar en un pastel mas grande.

46 galletas napolitanas (de canela)

1 taza de café

250 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

150 gr de azúcar en polvo

Cogemos 10 galletas y las trituramos.

Hacemos el café y lo reservamos hasta que este frió.

Mientras haremos la crema de mantequilla.

Ponemos en una batidora eléctrica la mantequilla y el azúcar y batimos. Primero a velocidad media para no saltar todo el azúcar y después a velocidad alta hasta que quede bien cremosa. Podemos echar una cucharadita de café o de esencia de vainilla en la crema y batirlo de nuevo hasta estar incorporado a la crema.

Vamos a preparar el pastel.

ponemos el cafe en un plato hondo.

Preparamos un plato o bandeja suficientemente grande.

Mojamos las galletas de una en una y las ponemos de dos en dos formando una fila en la que hayan 6 galletas en total.

Untamos con un poco de la crema hasta estar tapada la primera capa.

Montamos el pastel intercalando siempre galletas y crema hasta que no queden mas galletas.

Al final ponemos una ultima capa de crema y tapamos el pastel con la misma.

Decoramos con las galletas que teníamos ya picadas.

Dejar en el frigorífico y sacar unos minutos antes de servir para que quede mas blando.

img_1466-0178940526.jpg
Aquí se puede apreciar las 6 capas de galletas perfectamente

Lo dicho, vale la pena probarlo!!!!

Espero que disfrutéis mucho de este típico y delicioso postre portugués.

Y ya sabéis,

Como siempre,

Me lo podéis contar todo a través de #azucaritodeana.

Si os ha gustado, darle a “like” y suscribiros. Gracias y

A COMEEER!

Anuncios
Imagen

Tarta de limón o lemon pie

wp-15205167012161386403413.jpg

Prometo que voy a hacer esta tarta más veces.

Esa fue mi frase después de probar esta deliciosa tarta.

Soy muy aficionada a todo, o casi todo, el recetario de repostería inglesa y americana. Esta tarta es un grande ejemplo del mismo.

Esta receta lleva guardada en mi lista de “recetas preferidas” mucho tiempo. Pero, que mucho tiempo…

No encontraba ninguna receta interesante… Muy difíciles de hacer, muy fáciles de hacer (que eso también es malo), con muy poca buena pinta (o ninguna) etc, etc…

Pero el otro día fui a el restaurante que Jaime Oliver ha abierto en Lisboa y la comí de postre. Magnífica, os lo aseguro. No he probado ninguna igual, hasta el momento. Bueno si, la mía es muy parecida. No tengo ningún problema en decirlo.

Bien para decir la verdad, la receta no es mía literalmente, si no, que la saque de un “delicioso” libro de postres de una chef portuguesa de pastelería que ha editado dos libros y de los cuales ya he hecho muchas recetas.

Se llama Rita Nacimiento y os dejo el enlace a su blog por si acaso la queréis ver.

http://www.ladolcerita.net

Bueno, así que dicho esto, me decidí por esta tarta y que, aunque sea un poco difícil de hacer, podemos preparar con antelación los diferentes ingredientes que componen la misma y después juntarlos todos el día que queramos quedar como dioses delante de todos los que prueben esta preciosidad pastelera.

No tengo ninguna duda, que si yo puedo hacerla, todos los que me estáis leyendo ahora mismo también.

Es una tarta ADORABLE y EXQUISITA (si, en mayúsculas).

Hay 3 cosas que se deben tener en cuenta a la hora de hacer esta receta:

1- podéis comprar la masa quebrada. Se puede comprar pero creo que sale mucho más rica hecha en casa y no es difícil de hacer.

2- el lemon curd o crema de limón lo he hecho en el microondas que creo que es mucho más rápido y más fácil de hacer. Si tenéis miedo o no queréis utilizarlo, encontrareis miles de recetas de lemon curd para hacer en un recipiente al fuego, el de toda la vida.

3- yo he decidido hacer el merengue italiano porque es el que está en la receta original. Es más difícil sobre todo si no se tiene termómetro de cocina pero es mucho más resistente y así dura más tiempo la tarta. Si hacéis con merengue de sólo clara y azúcar, tendréis que comer la tarta el mismo día porque es menos estable. Podéis ver la receta del merengue normal o francés aqui:

https://azucaritodeana.wordpress.com/2017/04/30/juego-de-blogueros-2-0-eton-mess-de-kiwi/.

Vamos con la receta

Tarta de limón/lemon pie

wp-1520517313323928219947.jpg

Para la masa quebrada

150 gr de mantequilla a temperatura ambiente

100 gr de azucar

1 huevo

250 gr harina de repostería sin levadura

Batir en una batidora eléctrica o a mano la mantequilla con el azúcar y cuando esté cremosa añadimos el huevo. Volvemos a mezclar. Por último, incorporamos la harina hasta que la masa se desprenda de los bordes y quede como una bola.

En volverla con papel transparente y dejar reposar durante, al menos, 2 horas en el frigorífico.

Para el lemon curd

210 gr de azucar

3 huevos

3 limones grandes

120 ml de mantequilla fundida

Ponemos a batir el azúcar y los huevos hasta que se quede una crema. Incorporamos el zumo de limón y la mantequilla y volvemos a mezclar. Colocamos la crema en un bol de vidrio apto para microondas y la ponemos a temperatura maxima a intervalos de un minuto, sacándolo y mezclado después de cada minutos hasta que la crema esté suficientemente espesa que nos cubra la parte de atrás de una cuchara. El tiempo total en mi caso fue de 7 minutos, pero puede variar dependiendo de la potencia del microondas. Taparla con palé film trasparente cubriendo la crema completamente y dejar que se enfríe.

Para el merengue italiano

3 claras

180 gr de azucar

60 ml de agua

Es el único paso que se debe de hacer el día de la confección de la tarta y cuando la masa y la crema están frías.

Poner a fuego alto el azúcar y el agua y dejar que hierva hasta que obtenga una temperatura de 121 grados. Lo mejor es ir controlando con un termómetro de cocina. Lo sacamos del fuego. Ponemos las claras en una batidora eléctrica y empezamos a batir a velocidad alta. Cuando las claras estén casi batidas y el almíbar haya dejado de burbujear, reduciremos la velocidad e iremos incorporando a modo de hilo, es decir poco a poco, el mismo. Después volvemos a poner a velocidad máxima y dejamos que el merengue esté más firme y un poco más frío.

Confección de la tarta

Pre calentar el horno a 180 grados.

Estender la masa con un poco de harina para que no se pegue hasta que quede con 0,5 cm de espesor. En una tartera de preferencia desmontable, forramos la misma con la masa quitando el exceso de los bordes.

Picar con un tenedor. Forrar con papel de aluminio y poner por encima granos secos para hacer peso. Llevar al horno durante 15 minutos. Retirar los granos y el papel de aluminio. Dejar enfriar un poco.

Rellenamos con el lemon curd frío y llevamos de nuevo al horno unos 10-15 minutos. Retirar cuando la crema esté firme.

Incrporar el merengue cuando la tarta está fría y rellenando todos los huecos. Llevar al horno rápidamente a 220 grados hasta dorar.

wp-15205161785441447454248.jpg

Ahora es hora de disfrutar de una de las mejores tartas del mundo!!!!!

Seguro que no os podréis resistir a ella.

Me lo podéis contar todo a través de #azucaritodeana.

Y ya sabéis,

Como siempre,

Si os ha gustado, darle a “like” y suscribiros. Gracias y

A COMEEER!