pink velvet cake

pink velvet cake

hdr

Por fin volvi!!!!

Después de mucho tiempo de descanso de blog, estoy de nuevo con una entrada preciosa.

Quería enseñaros el pastel que he hecho este año para mi cumpleaños.

A que es bonito? Pues también es delicioso. Eso sí, es un pastel para hacerlo en ocasiones especiales. No porque sea difícil de realizar, si no, porque es un pastel para comer un pedazo pequeño. Es un sabor intenso a buttercream y si comes mucho, cansa.

Pero que no tengáis miedo! que es muy agradable al paladar y es super bonito 😍. Me encanta su color rosa intenso!!!!!

No dudéis en hacerlo si os apetece. Os encantará!

PINK VELVET CAKE

pink-vervel-cake2

(la receta la he hecho con un molde hondo pero la podéis realizar con 2 moldes de layer cake, tal y como explico en mi entrada de Red velvet

https://azucaritodeana.wordpress.com/2015/10/15/red-velvet-cake-llego-mi-cumpleanos/

225 gr mantequilla a temperatura ambiente

280 gr de azúcar

3 huevos L a temperatura ambiente

1 cucharadita de esencia de vainilla

280gr de harina tamizada

1 cucharadita y media de levadura

media cucharadita de sal

1 y media cucharadita de colorante en gel rosa

250 gr de leche

1 cucharada de vinagre blanco

(estos dos últimos ingredientes es para hacer el buttermilk)

nota: 1 cucharadita = 1 cucharada de postre. 1 cucharada = 1 cucharada de sopa

Preparamos el buttermilk. Juntamos la leche y el vinagre y dejamos reposar hasta que lo utilicemos.

Precalentamos el horno a 170 grados y preparamos el molde con mantequilla y harina o con spray desmoldante.

En la batidora eléctrica, batimos la mantequilla y el azúcar hasta que quede como una crema.

Vamos añadiendo los huevos a velocidad baja, uno a uno dejando que se integren a la crema cada vez que los echamos.

Añadimos la esencia de vainilla y batimos.

Tamizamos la harina junto con la levadura y la sal.

Vamos a echar los ingredientes secos a la crema que tenemos en la batidora poco a poco alternando con el buttermilk. Lo haremos en 3 veces. O sea, un poco de harina, un poco de buttermilk, un poco de harina, el resto del buttermilk y lo que queda de la harina. Todo esto a velocidad baja.

Ahora incorporamos el colorante y mezclamos con una espátula. Yo he puesto 1 y media cucharaditas porque me gusta el color rosa intenso que queda. Podéis poner menos o más según el color que queréis obtener. Os lo dejo a vuestra elección.

Es el momento de poner la crema en el molde y hornearlo durante 30 minuto, más o menos. Ya sabéis, siempre la prueba del palillo!

Cuando este hecho, dejarlo enfriar unos 20 minutos en su molde encima de una rejilla y después desmoldarlo hasta que este totalmente frio.

 Cortarlo por la mitad para poder poner la crema.

(yo lo he recordado por los alrededores del bizcocho para que se pueda ver bien el color rosa tan bonito).

La crema la he hecho de la misma forma que hice el red velvet de mi anterior cumpleaños. (podeis ver la receta en el link que está más arriba).

El montaje es muy fácil. Colocamos una capa bastante gruesa de crema en la base del bizcocho.

Despuéss colocamos encima la otra parte del mismo y presionamos un poco.

Si queréis que quede tan bonito como el mio, es solo poner la crema que nos ha quedado en una manga pastelera con una boquilla estrellada e ir haciendo rosa empezando desde el centro haciendo círculos alrededor de la primera rosa.

Si no queréis “mataros”. Echar lo que quede de la crema y ir extendiendo por el bizcocho. Os aseguro que también queda muy original.

pink-velvet-cake3

Bien, espero que la disfruteis tanto como la hemos disfrutado nosotros aquí en casa 😋

Y como siempre,

Si os ha gustado, darle a “like” y suscribiros. Gracias y

A COMEEER!

Anuncios
Tarta de queso con frambuesas

Tarta de queso con frambuesas

 

pastel-de-queso1-1

Con esta tarta participo en el Reto Dis-Fruta de Nunca es demasiado dulce

 

reto dis-fruta

Esta tarta está hecha a partir de dos ingredientes que tenía en la nevera y que iban a ser destinados a hacer un tiramisú, el mascarpone y los bizcochitos.

No me apetecía nada, pero es que nada, volver hacer otra vez el dichoso tiramisú.😞

Así que, investigando en internet, encontré esta sencilla y deliciosa receta que incluía precisamente estos dos ingredientes.

Os aseguro, que es una manera súper fácil de comer una tarta de queso.

Incluso mejor, ya que en mi opinión, el mascarpone le da un sabor más suave!

Que no os quedéis con las ganas de comer un pedacito de cielo hecho tarta. Os lo prometo que esta buenísima. Espero comentarios al respecto👍Tarta de queso con frambuesas

TARTA DE QUESO CON FRAMBUESAS

6 cucharadas de sopa de leche condensada

1 paquete de bizcochitos o bizcochos de soletilla

2 yemas de huevo

200 grs de mascarpone

50 grs de mantequilla

50 ml de leche

150 gr de frambuesas

ponemos a calentar el horno a 180 grados centígrados.

poner la mantequilla en el microondas hasta derretir. Mientras, picamos los bizcochos y juntamos la mantequilla y la leche hasta formar una mezcla homogénea.

poner la mezcla en un molde redondo desmontable y extenderla por toda la forma subiendo un poco los bordes.

mezclar el mascarpone, las yemas y la leche condensada.

poner la crema de mascarpone encima de la mezcla anterior.

repartir las frambuesas encima de la crema para poder cubrir toda la tarta.

introducirla en el horno unos 40-45 minutos.  Siempre antes de sacarla introducir un palillo en el centro de la tarta para ver si sale limpio.

sobre todo, si se abre el horno y la tarta se mueve como si fuera un flan, dejarla hasta que no se mueva.

dejarla enfriar en ese molde encima de una rejilla y cuando esté fría, desmoldar y poner azúcar glass por encima

pasteld-e-queso2

 

Ya sabéis, a partir de ahora nadie va a poder decir que no sabe hacer una tarta de queso. Hay que probarla si o si.

Y como siempre,

Si os ha gustado, darle a “like” y suscribiros. Gracias y

A COMEEER!

tarta fria de galletas

tarta fria de galletas

Tarta galletas6

Por fin ya llego el calorcito! ☀️

Así que esta semana he decidido empezar a no encender mucho el horno y a refrescarme un poco más.

Cuando llega el buen tiempo apetece hacer cosas fresquitas y que mejor que una tarta fría para ponernos en modo verano!

Con esto no quiero decir  que sea una tarta light, ni mucho menos, solo que no es necesario utilizar el horno para su confección.

Por eso, abstenerse (si podéis) las personas que están haciendo dietas locas para quedar como sirenitas/os en las playas o en las piscinas.

Os tengo que decir que esta tarta es un poco (o bastante) calórica. O se, una bomba dulce de aquellas que disfrutas cuando te la comes y despues te arrepientes por las calorías que tiene. Ya se sabe, el pecado también existe en forma de tarta.

Que se le va a hacer…

Bien, sin más, prepararos para la receta de esta semana. Estoy segura que no os la podéis perder.

Tarta fria de galletas

Tarta galletas7

😍Así de bonita queda

 

2 paquetes de galletas tostadas

200 gr de natas para batir

250 gr de queso mascarpone

1 lata de dulce de leche

1 vaso de leche

3 cucharadas de sopa de azúcar

En una batidora, batimos la nata con el azúcar hasta estar montada.

Ponemos en un bol el mascarpone y lo batimos un poco para que no quede tan duro.

Mezclamos la nata y el mascarpone hasta formar una crema. Reservamos.

Cogemos un molde rectangular de unos 28 x 20 cms. Podéis hacerla también en un molde redondo, en ese caso, es mejor comprar galletas redondas tipo Maria, vale?

Echamos el vaso de leche en un plato hondo y vamos mojando rápidamente las galletas y distribuyendolas una a una por el molde hasta hacer una capa (no empapar mucho las galletas si no se rompen)

Trata galletas1

Vamos a poner por encima de las galletas, nuestra crema de nata y mascarpone  haciendo una segunda capa.

Tarta galletas2

Después mojamos otra cantidad de galletas en leche y las ponemos encima de la crema con cuidado. Formamos una tercera capa.

Tarta galletas3

En un bol listo para microondas, ponemos el dulce de leche y lo calentamos un poco con cuidado hasta que quede menos duro. Mezclamos un poco. Este paso es importante porque si no no podremos ponerlo encima de las galletas y no os importe si quedan grumos que no se va a notar nada!

Colocamos el dulce de leche encima de la última capa de galletas.

Tarta galletas4

Ahora picamos las galletas que nos han sobrado en una batidora o dentro de una bolsa o paño de cocina dando unos golpes para que quede como si fuera arena.

Espolvoreamos este polvo por encima del dulce de leche.

Tarta galletas5

Llevamos al frigorífico algunas horas hasta que se solidifique y quede fresquito. Yo lo preparé por la tarde y nos lo comimos al día siguiente. Se conserva bastante bien 👌.

Simplemente D-E-L-I-C-I-O-S-O.

Seguro que os encantará!❤️‍.

Y como siempre,

Darle a “like” y suscribiros. Gracias y

A COMEEER!